jueves, 10 de noviembre de 2011

El asma y el tabaco.

Fumar es un mal hábito para todo el mundo, pero especialmente para aquellas personas que tienen asma. Si una persona con asma fuma, tendrá más probabilidades de tener crisis asmáticas más frecuentes y más graves.

Ser fumador es un riesgo obvio para la salud, pero también lo es estar cerca de personas que fuman. Los padres pueden ayudar a sus hijos en edad infantil o adolescente que tengan asma protegiéndolos de los efectos del humo del tabaco.

Los peligros de ser fumador pasivo

El humo del tabaco que fuman otras personas es un claro desencadenante de las crisis asmáticas. Si eres fumador, considera la posibilidad de dejar el tabaco, sobre todo si tu hijo o hija tiene asma. El hecho de ser fumador pasivo puede dañar los pulmones provocando a la larga problemas respiratorios o empeorando los problemas respiratorios preexistentes.

Los niños con asma que conviven con fumadores:
  • tienen crisis asmática más a menudo
  • tienen más probabilidades de necesitar acudir a un servicio de Urgencias por una crisis asmática grave
  • faltan más al colegio por culpa del asma
  • tienen que medicarse más para tratar el asma
  • su asma es más difícil de controlar, incluso con medicación.
Y por encima de todo, los hijos de padres fumadores tienen muchas más probabilidades de fumar cuando crecen; ¿qué mejor motivo para dejar de fumar?
Puedes pedir ayuda a tu médico para que te indique posibles estrategias, desde grupos de apoyo hasta medicamentos.


Instruye a tu hijo acerca de la verdad sobre el tabaco y los perjuicios a corto y largo plazo que puede provocar.

  • Infórmalo sobre lo caros que son los cigarrillos y otros productos que contiene tabaco.
  • Explícale que fumar provoca mal aliento, deja mal olor en la ropa y tiñe los dientes de amarillo.
  • Díle a tu hijo que a él no le está permitido fumar.
  • Exponle que si fuma tendrá más crisis asmáticas y su asma será más difícil de controlar, lo que afectará a su vida cotidiana.

Fuente: KidsHealth

7 comentarios:

  1. me parecio interesante este blog ya que sufro de asma y convivo con diversas persona que fuman y me di cuenta del daño que esto le causa alas persona pero también me causa ami ya que a el estar cerca de ellos ese humo me ara daño y producirá mas crisis asmáticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que puedes intentar es llegar a un acuerdo con la gente con las que convivas para que procuren no fumar en los espacios públicos de la casa como la cocina y el salón; notarás la mejoría. Para que te hagas una idea, mi compañero de piso fuma pero solo fuma en la habitación y en la terraza :) Suerte!

      Eliminar
  2. Fumar es malo para todos, pero tiene un grave impacto en cualquier persona que sufre de asma. Es importante dejar de fumar por completo para permitir a los pulmones recuperarse de los productos químicos tóxicos que se inhalan cada vez que se fuma un cigarrillo.

    Gracias por la información del blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Es muy importante dejar de fumar una vez que te han diagnosticado el asma, porque sólo empeora los síntomas.En mi caso, una vez que lo dejé me empecé a encontrar mucho mejor

    ResponderEliminar
  4. Es la gran lucha de mi marido; conseguir dejar de fumar para que su asma mejore

    ResponderEliminar
  5. Dile a tu marido que no luche, sino que se rinda...resulta complicado de entender, pero a veces es así.

    ResponderEliminar